Skip to main content

Este sitio utiliza cookies

Estimado/estimada visitador(a), utilizamos los cookies para facilitar su navegación y para analizar el flux de las visitas en nuestra página internet. Queremos informarle que no guardamos ninguna información personal. Por favor, acepte la utilización de los cookies para continuar la navegación sobre nuestra página internet

x

Actuar en la UELa Unión Europea ofrece numerosas posibilidades de acción para los representantes indígenas que quieren hacer oír su voz en las instituciones europeas. Encontrará aquí información sobre el sistema europeo y consejos para actuar en el seno del mismo.

Actuar en la UE


La Unión Europea ofrece numerosas posibilidades de acción para los representantes indígenas que quieren hacer oír su voz en las instituciones europeas. Encontrará aquí información sobre el sistema europeo y consejos para actuar en el seno del mismo.

Trabajar como voluntario para el Docip significa poner sus competencias al servicio de los delegados indígenas durante sus intervenciones en las Naciones Unidas.

Redes sociales

Tweets by @Docip_en

Docip @Docip_en 19-10-17 - 14:44
Call for proposals to the Indigenous Peoples' Pavilion at #COP23#climatechangehttps://t.co/L5Os0U2zaP https://t.co/mBdtWhK6sf
icono facebook
icono twitter
icono linkedin
icono youtube

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para mantenerse al tanto de las últimas noticias relacionadas con los pueblos indígenas.


La Unión Europea

La Unión Europea (UE) es un actor clave de la comunidad internacional, que trabaja en diferentes ámbitos como los derechos humanos, la ayuda al desarrollo o la protección del medio ambiente. Ninguna otra institución dispone de medios de acción comparables a los de la UE en materia de protección de los derechos humanos (por ejemplo: responsabilidad social corporativa, cláusulas sobre los derechos humanos en los acuerdos bilaterales, seguimiento de los acuerdos comerciales...).

Además, su influencia supera ampliamente el marco diplomático, porque la UE exige que sus socios (estatales o privados) actúen respetando los derechos humanos. En efecto, todos los acuerdos bilaterales celebrados entre la UE y terceros países incluyen una cláusula sobre los derechos humanos, que especifica que los derechos son un elemento esencial de las relaciones con la UE y que el incumplimiento de esta cláusula puede dar lugar a sanciones.

El sistema de la UE es pesado y extremadamente complejo. Su actividad legislativa es enorme y puede tener un impacto, directo o indirecto, sobre los pueblos indígenas.

El reto de tener una voz en la UE es especialmente importante ya que la UE aplica las reglas de las Naciones Unidas. Eso significa que sería posible aplicar en la UE lo que los pueblos indígenas ya han conseguido en la ONU. A su vez, en cierto modo, los principios de las Naciones Unidas se podrían materializar en reglas vinculantes para que estos principios se apliquen tanto a los 28 Estados miembros de la UE como a todos los Estados asociados a la UE y todas las empresas con sede en la UE.

Primera etapa para cualquier acción en la UE: informar a los diferentes actores

Las instituciones europeas disponen de un personal limitado en comparación con el volumen de expedientes que deben procesar. Por ello, funcionan basándose en el principio del debate contradictorio y otorgan a cada parte la oportunidad de defender su punto de vista. Cada miembro de la sociedad civil, cada agrupación de interés puede participar en el debate sobre los casos que les conciernan y expresar su opinión. En sí, es algo muy positivo pero, en la práctica, la tarea es tan amplia que resulta difícil consultar a todos los actores. Por consiguiente, si no participan en el debate de manera efectiva, es muy probable que, por falta de información, sean "olvidados" en el proceso.

En otras palabras, para poder expresar su punto de vista en la UE, debe ser lo más contundentes posible y establecer para cada caso un expediente claro, completo y operativo. Es importante elaborar un estrategia de incidencia proactiva y coordinada, adaptada al ámbito europeo y teniendo en cuenta la agenda de la UE. Nuestra oficina en Bruselas está a su disposición para ayudarlo en estas tareas.

Antes de iniciar cualquier trámite, podremos identificar juntos a todos los actores pertinentes para que puedan involucrarse en su situación. Antes de ponerse en contacto con los actores, es importante informarse sobre las competencias y las herramientas de cada uno para adaptar su argumentación y sus solicitudes.

Cuando esté realizando los trámites para dirigirse a los diferentes actores de la UE, no olvide que sus interlocutores no siempre serán expertos en los temas en cuestión. Los funcionarios de la UE tratan decenas de solicitudes a la vez, sobre problemáticas muy variadas. Por eso, no dé por sentado que la persona a la que se dirija conoce los problemas que afectan a los pueblos indígenas o que está al corriente de la situación en su región.

Es importante que los textos que redacte sean concisos y claros. Su contacto en la UE debe ser capaz de entender la problemática, examinar los hechos y conocer sus reivindicaciones en poco tiempo. Además, los funcionarios sensibilizados con su problemática podrán a su vez informarle sobre las iniciativas en curso que podrían ayudarlo.

Sus solicitudes deben ser operativas: en la medida de lo posible, no se limite a denunciar la situación, sino que incluya sugerencias sobre cómo resolver la situación.

Actuar en la Unión Europea

La Unión Europea (UE) trabaja sobre una gran variedad de problemáticas locales específicas. Ejerce su influencia sobre sus Estados miembros, pero también sobre el resto del mundo a través de sus alianzas. Por tanto, aunque su comunidad no esté situada dentro del territorio de la UE, es posible que la UE pueda intervenir sobre su problemática.

La Oficina del Docip en Bruselas fue creada para que los delegados y delegadas indígenas puedan hacer oír su voz en la UE.

¿En qué consiste este trabajo?

  1. Nuestra oficina en Bruselas tiene como misión informarles a través de los canales de comunicación del Docip de los elementos de la agenda europea que conciernen a los pueblos indígenas así como de las posibilidades de acción resultantes.
  2.  Intentaremos actuar como canal de difusión de información entre los delegados y delegadas indígenas y los actores de la UE cuando una región o una comunidad indígena se enfrente a graves dificultades, ya sea violaciones de los derechos humanos o asuntos sobre el desarrollo, el medio ambiente, la situación económica o social, etc.
  3. Nuestro objetivo es apoyar a los representantes indígenas que desean:

  1. sensibilizar e involucrar a los actores de la UE sobre los desafíos a los que se enfrentan los pueblos indígenas para que estos se conviertan en una prioridad de la UE.
  2. alentar a la UE a que intervenga para resolver o aliviar las violaciones de derechos sufridas por su comunidad.
  3. sentar precedentes para que otros delegados y delegadas indígenas puedan utilizarlos en favor de su comunidad.

¿Qué puede hacer la UE?

  • La UE impone a todos sus socios privados y a sus Estados miembros el cumplimiento de los derechos humanos.
  • Los diputados del Parlamento Europeo pueden modificar la legislación europea para tomar en cuenta la problemática de su comunidad. También pueden utilizar su fuerza moral y su influencia mediática para poner de relieve la violación de derechos de la que usted sea víctima, ya sea desde Bruselas o desde una misión en su región.
  • La Comisión Europea puede ejercer presión sobre los Estados o las empresas europeas implicados en violaciones de derechos para que pongan fin a dichas violaciones.
  • La UE mantiene relaciones diplomáticas con la casi totalidad de los países del mundo a través del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE). La UE, una vez informada acerca de su problema, puede ejercer presión sobre el Estado en cuestión para mejorar la situación.
  • El Tribunal de Justicia de la Unión Europea puede sancionar a los Estados miembros de la UE si no aplican (o si aplican erróneamente) una ley europea.

¿Qué no puede hacer la UE?

  • La UE no puede imponer un comportamiento a un Estado ya que la aplicación de la postura de la UE depende de la buena voluntad del Gobierno de ese Estado.

¿Cómo actuar?

  • Lo primero que debe hacer es elaborar un expediente claro sobre su problemática. Le recomendamos que sea lo más preciso posible y que incluya todos los elementos factuales que pueda..
  • Tenga en cuenta que la primera impresión de los miembros de la UE sobre su problema dependerá de dicho expediente. Exponga sus solicitudes de manera clara y directa, no solo denuncie las violaciones sufridas sino que proponga medidas para resolverlas y no utilice un lenguaje demasiado abusivo o político.
  • Estamos a su disposición a través del correo electrónico: eu(at)docip.org. Si lo desea, durante una cita por Skype, podremos proponerle líneas de actuación y elaborar con Usted una estrategia de incidencia ante las instituciones europeas.
  • Le propondremos medidas para informar a las instituciones de la UE sobre su problemática y, si lo solicita, garantizaremos la coordinación entre los distintos actores (ONG, instituciones, diputados del Parlamento Europeo, etc.).
  • Si fuera necesario, estamos a su disposición para organizar su visita a Bruselas para que Usted defienda directamente su caso ante la UE y se reuna con los distintos actores. A tal efecto, hemos previsto un presupuesto para financiar el viaje de aproximadamente 30 delegados/as por año.

Urgencias derechos humanos y defensores amenazados

La UE dispone de mecanismos formales informales para ayudar a los defensores o defensoras de los derechos humanos que estén amenazados.

  • El Parlamento Europeo puede formular resoluciones de urgencia, denunciando un peligro inmediato.
  • La Comisión Europea dispone de fondos de emergencia para dar un apoyo financiero inmediato al defensor o defensora amenazado para que pueda costear su protección, comprar un billete de avión etc.
  • El personal de la UE en el extranjero (jefe de delegación de la UE ante un país, diputados cumpliendo una misión en el extranjero, etc.) puede tomar la decisión de actuar de manera diplomática o en los medios de comunicación para ayudar a la persona amenazada.

Si está en una situación de peligro inmediato, póngase en contacto con la Delegación de la UE en su región y con el Mecanismo ProtectDefenders